Foto de libro con hipotecas 2017
Pau A Monserrat Valenti No hay comentarios

Cuando analizamos las hipotecas 2017 tenemos que proyectar lo que ha pasado en el 2016 y hacernos una idea de cómo evolucionará el mercado hipotecario en 2017. Con bastante probabilidad las hipotecas 2017 a tipo fijo serán algo más caras que las mejores hipotecas aprobadas en el 2016, si bien los tipos fijos no es de esperar que crezcan de forma notable. Para 2017 podemos augurar tipos fijos nominales entre el 2 y el 3% para clientes solventes.

En cuanto a los préstamos hipotecarios a tipo variable, la tendencia actual no creo que varíe: las mejores hipotecas estarán rondando el Euribor + 0,99%, con alguna mejora, tal vez.

Lo más importante es saber interpretar las condiciones de una escritura de préstamo hipotecario, ya que muchas veces un aparente tipo de interés nominal bajo esconde comisiones, gastos y productos vinculados que acaban convirtiendo su TAE efectiva en una mala decisión de endeudamiento. Cobra máxima importancia acudir a economistas y abogados independientes que sean capaces de asesorarnos para endeudarnos de forma inteligente y prudente. Así en Futur Legal ofrecemos un servicio de asesoramiento hipotecario independiente a precio ajustado al cliente y la complejidad de la operación. Por otro lado, nuestros abogados podrán evitar que caigas en determinadas trampas, como las cláusulas suelo, o bien ayudarte a reclamar tus derechos si ya has firmado, reclamando una parte de gastos pagados de más al firmar la hipoteca, por ejemplo.

Los profesionales de nuestro despacho acudimos casi semanalmente a opinar sobre derecho y economía a los principales medios de comunicación de tirada nacional, autonómica y locales. El pasado viernes nos entrevistaron en relación a las hipotecas 2017 y a la situación del mercado inmobiliario, ahora que estudios como este del BBVA Research certifican el crecimiento del precio de los inmuebles en zonas como las Illes Balears, entre otras zonas de España. Como bien se señala en la siguiente entrevista, no cometamos los mismos errores que antes de la crisis: el ladrillo no es un activo seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *