Gráfico del INE del ahorro
Pau A Monserrat Valenti No hay comentarios

La conciencia del español medio respecto a la importancia de ahorrar ha ido en aumento, lo cual es positivo; la mejora de la educación financiera junto a la crisis económica, que ha puesto en evidencia la necesidad de tener ahorro cuando las cosas vienen mal dadas. Sin embargo, hay que destacar dos formas de ahorro españolas típicas que no siempre son acertadas: la inversión excesiva en inmuebles y la dependencia del depósito bancario como forma de inversión esencial.

El inmueble es un activo de riesgo, cuyo valor fluctúa según las diversas circunstancias que le influyen, con una fiscalidad poco propicia y elevados gastos de mantenimiento. Además, su liquidez puede ser escasa en momentos de crisis inmobiliarias. Si bien desde iAhorro.com creemos que comprar una primera vivienda para tener un hogar pagado al jubilarnos es una buena decisión financiera, no apostamos por la inversión en segundas residencias, si bien cada familia es un mundo. Si nos gusta el ladrillo como inversión, hay otros vehículos más asequibles y con menos limitaciones, básicamente las Socimi y en los últimos tiempos el crowdfunding inmobiliario, a estudiar.

En cuanto a los depósitos, podemos decir que el 2017 es el año en que no deberíamos seguir invirtiendo en depósitos de forma sistemática, con unos tipos de interés nominales cercanos al 0%. El ahorrador conservador podría aprovechar 2017 para formarse en materia de finanzas, ya que productos como los fondos de inversión tienen mucho más sentido como vehículos de ahorro a medio y largo plazo.

¿Cuáles son las principales variables que influyen en la capacidad de ahorro de los españoles?

El sueldo es, claramente, el factor determinante. A mayor renta disponible, mayor capacidad de ahorro.

La cultura financiera también influye de forma muy importante, con más relevancia si de ahorro a largo plazo hablamos. Es previsible que en los próximos años esta educación financiera mejor, lo que incidirá positivamente en el ahorro en España.

Como ya he comentado la crisis ha conllevado un factor positivo: el aumento del ahorro familiar, vía reducción del pago de deudas (efecto desapalancamiento) entre otros factores. Sin embargo, este aumento del ahorro se ve limitado por la devaluación salarial, que reduce la capacidad de destinar gran parte de la renta disponible a ahorro.

Artículo en La Razón

Os dejo un completo artículo en el suplemento ‘Tu dinero’ del pasado domingo, titulado «Los españoles volverán a ahorrar durante el primer trimestre» en el que doy algunas opiniones relacionadas con el ahorro y la educación financiera:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *