Cláusulas suelo visión económica
Pau A Monserrat Valenti No hay comentarios

Mucho se ha hablado de las hipotecas con cláusula suelo, de las demandas por cláusulas abusivas por falta de transparencia, o de la responsabilidad y diligencia que se puede exigir a los consumidores y a las entidades financieras. En el siguiente análisis analizaremos desde un punto de vista económico (o de un economista), la situación de las cláusulas suelo y demás estipulaciones abusivas.

Algunos números relacionados con las cláusulas suelo

En un análisis económico sobre este tipo de pactos no pueden factor algunas cifras al respecto. Como explicamos recientemente en el programa «Ser Consumidores», el coste para la banca, si todos los afectados por cláusula suelo demandaran, es de 4.700 millones:

Si ponemos esta cifra al lado de los 122.122 millones que el Tribunal de Cuentas constata que se han movilizado para rescatar a las cajas de ahorro y ayudar a los bancos, resulta un reducido 3,85% a favor de los clientes. Desde luego no supone un riesgo para el sistema, como alegaba nuestro Tribunal Supremo (TS) en mayo de 2013.

Si bajamos a nivel de bolsillo de cada afectado por una hipoteca con cláusula suelo, nada mejor que un ejemplo numérico para comprender el dinero que cada familia ha pagado de más. Se puede usar una calculadora de cláusula suelo para tener una idea preliminar, pero cada caso suele presentar variaciones que solo un economista especializado sabe valorar. Así para una hipoteca firmada en junio de 2006, de 180.000€ a devolver en 30 años a un tipo variable de Euribor+0,75%, una cláusula suelo del 3,50% supone haber pagado 20.092€ de más al banco en concepto de intereses. Si el TJUE no hubiera quitado la razón a nuestro TS en cuanto a la limitación de la retroactividad, solo se podría pedir el dinero pagado de más desde mayo de 2013, lo que reduciría a 12.629€ lo que podríamos exigir al banco (7.463€ perdidos).

Mi experiencia en banca

Muchos hablan de oídas de lo que pasa en las oficinas bancarias, o solo con las buenas o malas experiencias personales que han tenido. Pienso, sin embargo, que para escribir sobre «cláusulas suelo: visión económica», ayuda mucho haber trabajado en un banco (Banco Zaragozano en el año 2000), conocer el trabajo como agente de una entidad financiera (Bankinter), haber sido intermediario hipotecario hasta el 2007-2008 en Futur Finances (hoy un portal de hipotecas que pone en contacto clientes con brokers hipotecarios), respondido a más de 3.500 preguntas en portales de finanzas como iAhorro.com y, actualmente, realizar peritajes económicos de parte.

17 años con trabajos relacionados con el sector bancario que me permiten afirmar, sin ninguna duda, que las entidades financieras no han cuidado de los intereses de sus clientes como si fueran propios, no han aportado de forma generalizada información imparcial, clara y no engañosa a los consumidores, además de haber concedido crédito e hipotecas de forma irresponsable. En otras palabras, que los bancos no han instrumentado las medidas necesarias, no ya para que sus empleados actuasen con un mínimo de ética, sino simplemente para que cumplieran con la Ley. Y los resultados, de todos son conocidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *