Pericial de Banco Popular
Pau A Monserrat Valenti No hay comentarios

Esta entrada es un breve resumen introductorio del informe pericial que ya han incorporado abogados de toda España en sus demandas contra Banco Popular (hoy Banco Santander), firmado por este economista y el experto en mercados financieros y asesor registrado de Sidiclear SICAV Luis García Langa. Una pericial de Banco Popular que demuestra, a nuestro juicio, que las cuentas anuales de Banco Popular no reflejaban la delicada situación de la entidad desde años antes de la controvertida ampliación de capital del 2016.

Si quieres información sobre nuestra pericial de Banco Popular, no dudes en enviarme un email y te contestaré encantado.

Cronología de una caída anunciada

La delicada situación de Banco Popular, a juicio del perito economista que firma este informe, ciertamente, pero también de los analistas bursátiles que año tras año desconfiaban de los resultados contables que hacía publico la entidad financiera, se puede resumir en algunas fechas clave en la pericial de Banco Popular:

1998: Ángel Ron es el responsable de la red comercial, por debajo de Fulgencio García Cuellar, Consejero delegado. Javier Valls y Luis Valls eran los presidentes de la entidad en esa época. Lo destacamos para señalar la responsabilidad inicial del posterior presidente Angel Ron: responsable de la red comercial, es decir, jefe comercial de las oficinas de Banco Popular. No hay nada malo en ser comercial de banca, si se vende bien, claro está.

Octubre de 2004: Ángel Ron es nombrado presidente ejecutivo, tras la renuncia como co-presidente Luis Valls Taberner (queda como presidente Javier Valls).

2006: acaba sin Javier Valls de presidente del banco, dejando paso a una presidencia en solitario de Ángel Ron. Cierra el ejercicio anunciando un beneficio de 1.026 millones de euros y un crecimiento del 16,2% el crédito hipotecario concedido y un 22,6% los préstamos y créditos sin garantía real al sector privado. En cuanto al balance agregado, cierra 2016 con 91.650 millones de euros. Banco Popular siguió incrementando el crédito concedido a clientes hasta 2012, mientras que la media del sector reducía su exposición desde 2008.

2007: inicio de la explosión de la burbuja de las hipotecas subprime de EE.UU. Entre otras «genialidades» en relación al momento, a Banco Popular se le ocurre abrir 37 sucursales de MundoCrédito, orientadas a la financiación de inmigrantes, y comprar el banco de Miami Totalbank.

2008: en pleno inicio de la crisis económica en España, Banco Popular anunciaba un Beneficio Antes de Impuestos (BAI) de 1.451 millones de euros.

2009: ampliación de capital de 500 millones solo para inversores cualificados e institucionales. Mientras el PIB caía un  -3,6%, el banco  incrementa el crédito a la clientela en un 4,2%, con 42.000 millones adicionales.

2010: BAI de 779 millones (cae un 27,4% respecto a 2009).

2011: en el año en que temíamos por la destrucción del Euro, Banco Popular compra Banco Pastor. La incorrecta contabilización de su fondo de comercio es una de las razones de dos sanciones graves al auditor PwC por parte del ICAC, en relación a las cuentas anuales de 2012. La Agenci Tributaria detecta operaciones fraudulentas entre Banco Popular y Thesan para esconder pérdidas con SPV luxemburguesas (sociedades vehículo) de 196 millones de euros desde 2011.

2012: los test de estrés de Oliver Wyman detectan un déficit de capital de 3.223 millones en el escenario adverso (para alcanzar el 6% de Core Tier 1). Para alcanzar el 9% de capital de primer nivel habría necesitado 5.654 millones suponiendo que la contabilidad reflejara la verdadera situación del banco en ese momento. En noviembre de 2012 amplía capital por 2.500 millones y admite un BAI de -3.492 millones de euros, pérdidas que admite por primera vez. La media del sector financiero ya presentaba pérdidas desde 2011.

2013: contablemente vuelve a la senda de beneficios con un BAI de 354 millones de euros. Antonio del Valle, inversor mexicano que se enfrentó a Ángel Ron entra en el accionariado del banco.

2014: La inspección del BCE detecta que Popular realizó refinanciaciones fraudulentas e infló tasaciones para maquillar sus cuentas y ocultar pérdidas por valor de 538 millones (con operaciones con Thesan Capital y SPVs). Por otra parte, en la contabilidad de Banco Popular en 2014, de haberse clasificado como dudoso el crédito refinanciado correspondiente, se habrían tenido que registrar correcciones por deterioros de activos de tal envergadura que habría producido unas pérdidas que, a criterio de los peritos del Banco de España podrían haber supuesto la necesidad de ayudas públicas. El mismo Banco Santander demuestra en Sede Judicial (sentencia 431/2019 del Juzgado de lo Social núm. 30 de Madrid) que las cuentas de Banco Popular de 2013 y 2014 proporcionaban información falsa o con inexactitudes graves o bien que han aflorado «riesgos asumidos durante el periodo considerado u otras circunstancias no previstas ni asumidas por el Banco».

2015: el BAI cae un 69,4% hasta los 114 millones de euros. Su ROA cae a un inexplicable 0,07% cuando el sector estaba en 0,38%, en un año de clara mejoría económica. Concluyen los peritos del Banco de España que «la clasificación de las operaciones crediticias no respetaba el marco contable del Banco de España que el Banco Popular dice cumplir en sus Cuentas Anuales de 2015». El BCE realizó una inspección sobre el crédito reestructurado, que comenzó el 13 de noviembre de 2015 y finalizó el 7 de junio de 2016, detectando errores en la clasificación del riesgo de las operaciones por importe de 3.566 millones, lo que implicaría un déficit de provisiones de 1.824 millones de euros. Banco Popular refleja en sus cuentas anuales individuales de 2015, reexpresadas en las cuentas individuales de 2016 en cumplimiento de la Circular 4/2016, un impacto en el resultado individual de -120,769 millones de euros, lo que reduciría a 15,415 millones el resultado del ejercicio individual. Sin embargo y pudiendo confundir al inversor, este impacto negativo no se refleja en las cuentas anuales consolidadas del ejercicio 2015.

2016: según las cuentas anuales consolidadas de 2016 auditadas por PwC (auditora a que el ICAC tiene abierto otro expediente sancionador al respecto de las cuentas de 2016), el patrimonio neto consolidado del banco en 2016 era de 11.088 millones de euros. En mayo de 2016 inicia una ampliación de capital de otros 2.500 millones de euros. La CNMV en el marco de sus competencias de supervisión, analiza el informe financiero anual consolidado de Banco Popular del ejercicio 2016 en un informe firmado el 23 de mayo de 2018 y concluye que «…la información financiera consolidada del Banco Popular del ejercicio 2016 no representaba la imagen fiel de su situación financiero patrimonial.»

20 de febrero de 2017: Emilio Saracho substituye como presidente del Popular a Ángel Ron.

3 de abril de 2017: hecho relevante a la CNMV: En base a las estimaciones de la auditoría interna del propio banco, se debería imputar en el patrimonio neto de 2015 los 305 millones correspondientes a insuficientes provisiones asociadas a créditos dudosos (160 millones) y dar de baja garantías asociadas a operaciones crediticias dudosas (efecto de 145 millones en las provisiones correspondientes). La CNMV concluye que la reexpresión de cuentas producida en aplicación de los ajustes comunicados por el propio Banco Popular «se desprende que el efecto agregado de re-expresar la información financiera consolidada del ejercicio 2016 del Banco Popular hubiera supuesto la minoración del resultado del ejercicio del Grupo en 126 millones de euros y de su patrimonio neto en 387 millones de euros (553 millones antes de impuestos), importe netamente superior al inicialmente estimado en el Hecho Relevante de 3 de abril.» Estos ajustes negativos suponen el 3,5% del patrimonio neto consolidado del 2016 y a juicio de la CNMV esta reexpresión «debe considerarse por sí mismo material».

10 de abril de 2017: Emilio Saracho anuncia ante la Junta General Ordinaria de Accionistas que la entidad precisará de una nueva ampliación de capital muy sustancial. Luis de Guindos, Ministro de Economía en ese momento, declara que Banco Popular «es un banco solvente que tiene que tomar decisiones importantes en los próximos meses, pero eso no empaña lo más mínimo lo que son las circunstancias y el buen comportamiento del sistema financiero español.»

5 de mayo de 2017: Banco Popular remite a la CNMV la declaración intermedia de gestión del primer trimestre de 2017, reflejando un patrimonio neto consolidado de 10.777 millones a 31 de marzo de 2017. Reconoce un menor patrimonio neto consolidado del ejercicio anterior (31 de diciembre de 2016) de 240,5 millones de euros.

11 de mayo de 2017: El Confidencial empieza a alertar del riesgo de quiebra de la entidad.

2 de junio de 2017: el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, dijo que había «tranquilidad absoluta» respecto a la entidad.

5 de junio de 2017: el BdE comunica al BCE que el Banco Popular ya había recibido 1.900 millones de euros y solicitaba ampliación hasta 9.500 millones, línea de liquidez máxima autorizada. Como explica la pericial del Banco de España, se presentan activos por un valor nominal de 40.522 millones de euros, de los que una vez depurados los errores y activos no válidos como garantía, quedarían en 26.080 millones de euros que permitirían al Banco Popular obtener hasta 10.073 millones de euros, en caso de poder ser valorados

6 de junio de 2017: de los 9.500 millones autorizados, Popular solo puede acceder a 3.800 millones. Tengamos en cuenta que la fuga de capitales de abril a junio de 2017 fue de unos 16.157 millones. El BCE determina que Banco Popular era inviable o existía la probabilidad de que lo fuera a ser y se lo notifica debidamente a la JUR.

7 de junio de 2017: Hecho Relevante publicado por la CNMV a las 8:25 informa de la ejecución del Banco Popular acordada por la JUR y su venta al Banco Santander por 1 euro. La valoración independiente provisional del Banco Popular que recibe la JUR antes de tomar su decisión fue de -2.000 millones de euros en el escenario central y -8.200 millones de euros en el escenario estresado.

Comparativa de BAI y ROA

ROA: Return Over Assets o Rentabilidad sobre activos. ROA = resultado consolidado / activos totales medios.

Comparamos el BAI y el ROA de Banco Popular y del total del sistema financiero español:

BAI y ROA de Banco Popular

Déficit de provisiones desde 2008

Son los propios peritos del Banco de España los que recogen en su informe el déficit de provisiones del Banco Popular desde 2008, es decir, la imagen de unos fondos propios mejores de los reales o, en otras palabras, una imagen de solvencia mejor de la verdadera. Concretamente:

Déficit de provisiones de Banco Popular

Déficit de provisiones detectado por el BCE en 2015:

Déficit de provisiones según BCE de Banco Popular 2015

Las razones que explican el déficit de provisiones de Banco Popular, simplificando, serían:

  1. Clasificación errónea de operaciones refinanciadas; por una parte, no reflejando las operaciones como refinanciadas y, por otra, contabilizando como normales operaciones refinanciadas dudosas.
  2. Contabilización de créditos dudosos y subestándard como créditos normales, mostrando una falsa imagen de solvencia de dichas operaciones con problemas de pago efectivos o potenciales.
  3. Sobrevaloración de los activos inmobiliarios adjudicados o hipotecados en garantía de créditos concedidos. Explica la CNMV que el informe provisional de valoración realizado por Deloitte a instancias de la JUR fija un recorte del valor razonable estimado de los activos inmobiliarios adjudicados de entre 42% y 47% sobre las valoraciones suministradas por la Entidad. Esta sobrevaloración contable de los inmuebles adjudicados, siempre según el informe de Deloitte, supondría un déficit de provisiones de entre 2.494 y 3.192 millones de euros.
  4. Ocultar la financiación a empresas españolas en dificultades mediante sociedades vehículo (SPV) de otros países.

Datos de la presentación a inversores

En la presentación a inversores de la ampliación de mayo de 2016 se ofrecen datos mejores de los reales al excluir el negocio inmobiliario de los cálculos de rentabilidad y morosidad:

Ratios Banco Popular

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.