Banner de Banco Popular
Luis García Langa 4 comentarios

Como es de sobras conocido, el Banco Santander se ha hecho con el 100% del Banco Popular tras un proceso de resolución organizado por el FROB y la Junta Única de Resolución. Con este proceso se evita el peor de los escenarios para los clientes que tenían dinero en el Banco Popular: la liquidación. La pregunta que cualquier cliente se estará haciendo en estos momentos claves es muy clara: ¿Está seguro mi dinero en el Banco Popular?

Sin embargo, este procedimiento también tiene consecuencias para los clientes del Banco Popular. Éstas han sido diferentes en función del vehículo de ahorro/inversión que utilizaban:

Seguridad de los depósitos y cuentas corrientes en el Banco Popular

Actualmente existe una seguridad total (si bien nunca se puede decir total, el porcentaje de seguridad podría ser del 99,99%) para los depósitos y cuentas en bancos españoles con un límite de 100.000 euros por persona y entidad. En caso de liquidación de la entidad (no es el caso) todo lo que supere esta cantidad formaría parte de la deuda en el proceso de liquidación. Teniendo en cuenta que las valoraciones del banco están en un rango de -2.000 y -8.200 millones de euros es muy probable que los clientes hubieran perdido todo lo que superase este límite.

Realmente el nuevo mecanismo de resolución que ha estrenado el Popular contempla que parte del coste lo paguen también los depositantes que tengan más de esos 100.000 euros, afortunadamente, en esta ocasión no ha sido así y se “ha salvado” todo el dinero en cuentas corrientes y depósitos. Por lo tanto, el único cambio que verán estos clientes es que ahora lo son de Banco Santander, algo que a la vista (imagen, números de cuenta, condiciones, etc) no se notará hasta pasado un tiempo. Además, es posible que Banco Popular siga operando como una filiar del Banco Santander y los clientes ni tengan que cambiar de banco, al menos de momento.

Cuentas de valores del Banco Popular

Aparte del cambio de propiedad, imagen, etc…  comentado anteriormente, los clientes que usaban Popular para comprar acciones, ETFs, renta fija, etc no sufrirán ninguna pérdida, a no ser que tengan acciones y deuda del propio banco, algo que se analiza en los siguientes puntos. En caso de cambiar las condiciones económicas del contrato (corretajes, custodias…) el cliente debería disponer de un tiempo para traspasar la cartera a otra entidad sin coste alguno.

Seguridad de la deuda del Banco Popular

El mecanismo de resolución contempla que todos los acreedores pueden afrontar el coste perdiendo lo invertido. Sin embargo, al igual que ha pasado con los depósitos de más de 100.000 euros, se ha sido laxo diferenciando entre diferente deuda:

  1. Deuda senior: se trata de las emisiones que, sin condición adicional, deben pagar un cupón periódico y un capital final al acreedor. Los clientes que tengan renta fija de este tipo son uno de los grandes beneficiados de esta operación: cuando antes les debía dinero un banco que estaba “quebrado” ahora se lo debe uno de los más grandes del mundo.
  2. Deuda “subordinada”: son emisiones, como su nombre indica, subordinada a que ciertas condiciones se den. No ha habido límite para este tipo de deuda y se ha amortizado toda a valor cero, por lo tanto los inversores han perdido el 100% de lo aportado.

Accionistas del Banco Popular

Es otro colectivo realmente afectado ya que el valor de las acciones también se ha amortizado a cero euros.

Realmente la caída de la cotización no daba muchas esperanzas a los accionistas que no aprovecharan para salir en determinados momentos:

¿Está seguro mi dinero en el Banco Popular?

La única esperanza que les queda es que se pueda reclamar por vía de la justicia, por falseamiento de cuentas, algo que hay expertos que así afirman, especialmente para los clientes que invirtieron en las ampliaciones de capital. Cristina Borrallo, abogada de Futur Legal, considera que la vía para demandar al Banco Popular por una ampliación de capital con un folleto con datos muy probablemente falsos será muy similar a la de las demandas contra Bankia. Si eres un afectado, te recomiendo solicites información rellenando este formulario.

Seguridad de los fondos de inversión y planes de pensiones

En este caso nunca ha existido riesgo directo: los fondos de inversión y planes de pensiones están fuera del balance del banco. Popular era gestora (junto a Allianz), comercializadora y depositaria de sus fondos y, aún en caso de liquidación de la entidad, los fondos y planes de pensiones no hubieran sufrido merma alguna. Igual que sucedió con Banco Madrid se hubiera traspasado la gestión y depositaria a otra entidad y el inversor podría recuperar o traspasar sus participaciones.

Sí hay un riesgo indirecto: si los fondos invierten en acciones o deuda del propio banco el valor liquidativo bajaría en porcentaje a estos activos concretos y provocaría pérdidas a los inversores. Afortunadamente no ha afectado mucho debido a que la deuda senior (que sí es una parte importante de los fondos) no ha sido reducida y a que prácticamente no hay posiciones en acciones del banco.

Debido al cambio de gestora, el cliente tendrá derecho a salir de estos fondos reembolsando o traspasando a otro fondo sin coste durante un periodo de tiempo.

Productos estructurados del Banco Popular

Son instrumentos que se basan en una emisión de deuda (o dos o tres) y en valores de renta variable (normalmente por medio de derivados). En este apartado se incluyen los mal llamados “fondos garantizados“.

En caso de que se sustente en deuda garantizada por el banco parece que no hay problema alguno ya que, como se ha comentado, la clasificada como “senior” no ha perdido valor, más bien todo lo contrario.

Más problema tendrán los inversores si alguna de las referencias de renta variable era la propia acción del Popular ya que su valoración final es cero.

¿Está seguro mi dinero en el Banco Popular?

A modo de resumen, los clientes que pierden todo su dinero serán los que tengan acciones y deuda subordinada; mientras que al resto aparte del cambio de propiedad del banco no les afecta o les mejora la situación.

Luis García Langa es un experto en mercados financieros y perito de parte en juicios relacionados con productos y servicios financieros. Gestiona la web de educación financiera Aula Finanzas.

— 4 Comments —

  1. ¿Liberbank será el siguiente en caer?, ¿Será también comprado a precio de ganga por un banco grande o su situación no es equiparable con la del Popular? Y es que tengo la sensación de que ésto está orquestado de antemano para que entre como mucho cuatro bancos se repartan todo el pastel.

  2. En principio no parece que Liberbank tenga los mismos problemas que ha sufrido Banco Popular. Pero dado que no tengo acceso a los datos reales de la entidad, no puedo darte una respuesta contundente.

  3. Aquellos que tengan una cuenta corriente y una cuenta de valores. La tendran a partir de ahora en el Santander, o seguiran funcionando autonomamente como Popular?

  4. Apreciado Julian,

    Hay que esperar a ver lo que decide el Banco Santander; por lo que he leído, su intención final es integrar la marca Banco Popular en su marca Banco Santander. Cuando pase, las cuentas corrientes, cuentas de valores y demás productos y servicios pasarán a estar vinculadas al Santander. Pero mientras Banco Popular tenga identidad propia, no hay cambios en este sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *