Desaparece el Libor
Toni Real No hay comentarios

El Libor, un índice de referencia empleado para préstamos, swaps e hipotecas multidivisa, desaparecerá a finales de este 2021. Aunque este cambio era urgente debido a varios temas que luego abordaremos, no es menos cierto que el fin del Líbor presenta multitud de retos de diversos tipos, algunos de un gran calado a nivel financiero.

¿Qué es el Libor y para qué sirve?

Se trata de un índice de referencia usado para préstamos e hipotecas en moneda distinta al euro, además de indexar productos de inversión en operaciones por todo el Globo. Tiene su origen el Londres en el año 1984, aunque no se volvió oficial hasta dos años después, en 1986.

Este indicador ha llegado a cobrar una enorme importancia a nivel mundial, ya que se publica y aplica diariamente en 5 divisas distintas:

  1. Libra Esterlina
  2. Dólar USA
  3. Euro
  4. Yen japonés
  5. Franco suizo

Además, no se publica únicamente únicamente el valor diario sino que hay 7 referencias distintas:

  1. Líbor diario
  2. Líbor a 1 semana
  3. Líbor a 1 mes
  4. Líbor a 2 meses
  5. Líbor a 3 meses
  6. Líbor a 6 meses
  7. Líbor a 12 meses

Estos tipos oficiales del Libor se publican, desde 2014, diariamente alrededor de las 11.45 am (GMT) por parte de la ICE Benchmark Administration (IBA).

El escándalo del Líbor

El Líbor hizo saltar las primeras alarmas allá por el año 2012 cuando Barclays fue multado por las autoridades financieras británicas con 453 millones de dólares por falsear este tipo de interés interbancario entre 2005 y 2009. Otros bancos investigados fueron Morgan Stanley, Deutsche Bank, Credit Suisse, Lloyds, JPMorgan Chase, Citigroup, Bank of America, Societe Generale, Morgan Stanley, HSBC, UBS, Rabobank y RBS.

En otras palabras, quedó claro que el Líbor era manipulable y que no reflejaba fielmente la situación del mercado, al tener en cuenta el supuesto precio del dinero al que se prestan entre las entidades bancarias en lugar del que realmente se acaba aplicando. En otras palabras: un indicador que está pidiendo a gritos su jubilación por su obsolescencia, falta de fiabilidad y un pasado que todavía a día de hoy escuece a más de uno.

¿Y qué ocurrirá con la desaparición del Líbor?

La realidad es que en la actualidad todavía existen multitud de contratos financieros en vigor referenciados al Libor, por lo que las entidades financieras tendrán que ofrecer un índice de referencia alternativo para sus clientes. A pesar de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) o el propio Banco Central Europeo (BCE) están instando a las entidades bancarias a facilitar y prever esta transición, todavía queda por ver en la práctica cómo será esta adecuación a un nuevo indicador.

Las hipotecas multidivisa referenciadas al Libor de la divisa

Es importante destacar que a la hora de aplicar el nuevo índice, muchas hipotecas multidivisa y otros préstamos y productos de inversión (swaps, deuda flotante) verán variadas sus condiciones, y si estas condiciones son perjudiciales para el consumidor o pudieran considerarse abusivas se podría iniciar una avalancha de demandas judiciales.

Algunas entidades bancarias  ya se están poniendo en contacto con sus clientes para ofrecerle unas nuevas condiciones, que lógicamente obliga a una novación hipotecaria. Recomendamos no firmar ningún documento bancario de cambio de condiciones de estas hipotecas multidivisa sin antes consultar con un abogado especialista en derecho bancario. Acude a los expertos de Futur Legal para que analicen tu caso. Entre otras cuestiones, por qué entidades como Caixabank ofrecen una novación con Euribor, cuando parece que el candidato a sustituir el Libor en las hipotecas multidivisa es el €STER, referencial que el Banco de España ha pasado a publicar en su listado de tipos de referencia oficiales del mercado hipotecario.

En otras palabras, la desaparición del Libor debe realizarse de la manera más ordenada y justa para evitar colapsos financieros y judiciales, que con la crisis por la pandemia el horno no está para bollos y ya tenemos experiencia en crisis hipotecarias por lo cual no podemos permitirnos el lujo de no hacer las cosas bien.

Posibles sustitutos

En cuanto al sustituto, se barajan diversas opciones según el país o zona económica: €STER (Euro Short-Term Rate) para el Euro, el SONIA (Sterling Overnight Index Average) para la libra esterlina, el TONAR (Tokyo Overnight Average Rate) para el yen japonés, el SOFR (Secured Overnight Financing Rate) para el dólar USA y el SARON (Swiss Average Rate Overnight) para el franco suizo. Estos nuevos índices de referencia que se barajan serían más precisos y menos manipulables que el Líbor.

Otra de las posibilidades que podría darse es que el Euríbor acabe siendo el índice de referencia en sustitución del Líbor, ya que a día de hoy casi todas las hipotecas ofertadas en España lo hacen tomando como referencia este indicador, que es el que se ha vuelto más común y conocido por los clientes hipotecarios españoles.

Sea como fuere, lo que queda claro es que este cambio debe hacerse con la cabeza fría y los números bien hechos para evitar cualquier impacto en el flujo de cobros y pagos de los productos afectados, y por otra parte, para evitar también la posible avalancha de demandas judiciales que ello podría acarrear en el caso de que las nuevas condiciones afecten negativamente a la multitud de hipotecas multidivisa que todavía están vigentes en el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.